Wakeboard

Consiste en desarrollar maniobras sobre una tabla, siendo remolcados por una embarcación y pudiendo utilizar las olas de ésta, para impulsarse y realizar trucos aéreos. 
Se ha difundido en una forma extraordinaria, dado que presenta mucha facilidad para el aprendizaje y no posee límite, en la práctica de los deportistas de alto rendimiento, alcanzando destrezas que no parecen posibles de realizar por el ser humano.
En la década de los 80, en las playas de California lo bosquejó un surfista llamado Tony Finn, que, cansado de días sin olas en el mar, tomó una embarcación y utilizó el manillar y su tabla de surf para comenzar con lo que 10 años después sería el deporte que presentó mayor crecimiento mundial. En nuestro país, no posee una clara fecha de comienzo, ya que muchos alocados esquiadores habían experimentado algo parecido, de la mano de los antiguos Skurfers (Mezcla de tabla de surf con fijaciones), pero para principios de los 90 ya se veían muchos innovadores por nuestras aguas. En 1995 se le dio forma, información y técnica al deporte local, desarrollando los Campeonatos Argentinos según las reglas que sancionaba la World Wakeboard Association (W.W.A.). Por ese motivo se juntó un grupo de riders que representaron al país en el mundo por primera vez en 1997, alcanzando GABRIELA M DIAZ el deseado podio (Subcampeona Mundial Damas). Hoy día se realiza una modalidad llamada FREERIDE para la competencia tanto nacional como internacional. En la misma se juzga subjetivamente al deportista por medio de 3 parámetros: Ejecución (con un máximo de 34 puntos); Intensidad (33 puntos) y Composición (33 puntos). De esta forma se asemeja a las disciplinas de las que incorpora la mayor a de sus técnicas y crea un espectáculo de armonía y despliegue visual que retiene la atención de quien lo observa, despertando admiración por lo radical de sus maniobras, lo alto de sus saltos y la estética del conjunto de destrezas.

Historia de la Wake School

Desde hace 20 temporadas, la Wake School realiza un trabajo incesante por fomentar el deporte en la niñez y juventud, tanto ha sido así que el récord de enseñanza lo avala totalmente. Este deporte despertó la atención de todo aquel que tomó contacto con él, por ese motivo invitamos nuevamente a quienes deseen, a combinar por medio de la Wake School, adrenalina y destreza para encontrarse con una disciplina al alcance de todos. De nuestros conocimientos se han nutrido desde grandes campeones nacionales e internacionales hasta los más pequeños osados contando con el récord de deportista más joven, Octavio Tate, tanto en esquí náutico como en wakeboard con las edades de 1 año y 8 meses y 2 y medio, respectivamente. Otra de las tareas en las cuales nos centramos ha sido en mostrar nuestro deporte alrededor del país realizando shows y exhibiciones en los más hermosos rincones de las provincias. Este tipo de iniciativas no sólo aspira a fomentar la práctica deportiva sino que también tiene la función de presentar la alternativa inagotable que nos brinda el Delta argentino, un lugar paradisíaco a tan sólo 20 minutos de la Capital Federal, un lugar en donde el respeto por la naturaleza es un estilo de vida. 
Por esa razón alentamos a quienes aún no lo conocen, a formar parte de éste mundo cercano pero misterioso, e invitamos a aquellos que ya lo disfrutaron a hacerlo nuevamente. Una de nuestras bases es el respeto al medio ambiente y a la naturaleza y enseñamos a quienes se acercan, a cuidar la ecología y respetar las reglas básicas de seguridad. 
Creemos que el deporte es una forma muy saludable de transmitir a los jóvenes un ejemplo de trabajo para alcanzar metas, y un desafío para alcanzar las medallas. 
En resumen, creemos y amamos lo que hacemos y por ese motivo invitamos a quien lo desee a conocer las razones de nuestra pasión.

Reserva ya! vía whatsapp

+54 9 11 4414 5129